Saltar al contenido.

Cómo hago mis cómics- El guión técnico

29 de enero de 2013

Y seguimos con el resumen de cómo preparo los guiones de mis cómics. En este momento, ya tenemos el guión dividido en páginas y viñetas, pero sin definir estas.

Llega el momento de la decisión de planos y diálogos. Sobre esto último, hablaremos más extensamente de esto en el siguiente capítulo dedicados a los personajes. Pese a esto, cabe comentar que considero importante la elección de qué dice cada personaje, cómo, en qué extensión y con qué “voz”. Cada personaje debe tener su carácter, su forma de moverse y hablar, lo cuál lo hace único e interesante dentro de la historia. También es importante no cargar excesivamente de texto las viñetas. Una página demasiado recargada puede desviar la atención del lector y hacer perder una carga emotiva a ciertas escenas. Es preferible repartir un diálogo en varias viñetas, haciéndolo más ameno y natural.

Y es ese punto, la naturalidad de diálogos y escenas algo que enriquece el cómic. Es algo fácil de decir y difícil de hacer, intentar dar información de forma indirecta para que el lector la reciba, pero sin tener que decirlo directamente con un diálogo, es uno de los grandes retos (Alan Moore es un genio en este aspecto).

Por otra parte, en este momento del guión toca decidir qué enseñamos y cómo. La elección de planos es igualmente importante. No es lo mismo mostrar la acción en un primerísimo primer plano, un plano medio o uno panorámico. Cada acción, cada momento de la historia merece y necesita un tipo de plano diferente. La experiencia nos dirá cuándo utilizar cada uno y cómo jugar con ellos (no hay que abusar de ninguno para no hacer monótona la acción. De esta manera un diálogo acostumbra a pedir primeros planos y planos medios mientras que, por ejemplo, una escena de acción funciona mejor con planos americanos o generales.

Con todo esto hecho no queda más que pulir detalles y repasar el guión hasta que consideremos que tenemos un trabajo publicable. Es momento de entregar el guión al dibujante, esperar que le guste y, si es necesario, realizar pequeños cambios para adaptarlo a su estilo. Sobre si el dibujante puede tocar o no cosas del guión es algo que se debe pactar con él de antemano. En mi caso, no me importa cambien planos o quitan o pongan viñetas siempre que no cambie el sentido de la historia.

La semana que viene hablaré sobre los personajes. ¡Hasta entonces!

About these ads

From → Uncategorized

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: